miércoles, 2 de enero de 2019

Contrapublicidad





Dentro del proyecto Amor A Mort hemos aprendido qué es el amor romántico y cómo se transmite a través de cuentos, publicidad o películas. También hemos analizado a fondo la publicidad gráfica y la publicidad audiovisual, que tiene especial peso en estas fechas, poniendo el foco en la publicidad donde aparece la figura de la mujer o el amor de pareja.
A partir de ahora nos toca crear nuestros propios mensajes, para ello usaremos lo que se llama "Contrapublicidad". Pero, ¿Qué es la contrapublicidad?, como nos explican en el blog: Abre los ojos: 

La contrapublicidad, también llamada anti publicidad o piratería publicitaria, hace críticas de la publicidad convencional mediante la alteración de los mensajes que contiene. Consiste en trastornar, revolver y destruir la publicidad utilizando las propias técnicas publicitarias para invertir los significados de los mensajes comerciales. Puede adoptar diferentes formas, como la modificación de vallas publicitarias para desvelar la verdad de los anuncios, el grafiti, el uso de bromas, juegos de palabras con las marcas, etc.

Para realizar nuestro ejercicio seguiremos las instrucciones de los creadores de la página web consumehastamorir.com, pioneros en la creación de contrapublicidad y la crítica del exceso de consumismo:

CONTRAPUBLICIDAD... y realización de una CAMPAÑA CRÍTICA

Se trata de dar respuestas comunicativas a las que son sólo comerciales usando su propio lenguaje. Existen tres vías:
  1. Alteración: variación de algún elemento de un anuncio o campaña (problemas legales).
  2. Transformación: cambiar elementos completos por otros similares en forma.
  3. Construcción: creación de nuevos elementos que hagan el mismo efecto que los “publicitados”  en el anuncio o campaña que se va a criticar.

RECOMENDACIONES para una CAMPAÑA crítica

  1.  Utilizar publicidad o campañas ya hechas: “aprovechar lo que hacen y decir lo que no dicen”. Se trata de concertar lo que dice “su” publicidad.
  2.  Debe ser tan global como la original. Se trata de no cambiar de referentes (aunque dependiendo de las circunstancias pueda tener diferentes lecturas). De esta forma se defienden valores universales que pueden ser válidos en cualquier circunstancia.
  3.  Marcar los aspectos a criticar y transmitir valores alternativos.
  4.  Debe reflejar la realidad próxima y conocida y ser una denuncia de la misma.
  5.  Debe tener una carácter reflexivo para las personas a las que le llegue.
  6. ¡OJO! Dar una imagen positiva de aquello que queremos defender 

En nuestro caso, dado que nos hemos centrado en la imagen del hombre y la mujer en la publicidad y en las relaciones entre ellos, intentaremos dar la vuelta a los mensajes más tóxicos o dañinos que transmite la publicidad a este respecto.

Para saber más:

Imagen superior realizada por el alumnado del IES Selgas en el proyecto de Conrapublicidad.